Páginas

jueves, 14 de enero de 2010

Las granjas españolas, entre las que más respetan el medio ambiente del mundo

 

logo_esencia

Las explotaciones ganaderas de España están entre las que más respetan el medio ambiente del mundo según un estudio realizado para el Foro Interalimentario por la empresa de servicios para sostenibilidad "La Vola". De acuerdo con los datos de La influencia de las explotaciones ganaderas españolas en el Cambio Climático, estudio que se ha presentado esta mañana en Madrid, las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de la cabaña ganadera española son muy inferiores a las de la ganadería mundial, que FAO, a través de su último informe Livestock long Shadow, sitúa en un 18% para el conjunto del sector en todo el mundo.

El informe realizado por "La Vola" demuestra que en España este ratio se sitúa prácticamente en la mitad, pues las emisiones solamente representan el 9% del total nacional. Asimismo, este estudio pone de manifiesto la escasa magnitud de la contribución de la ganadería española a los GEI, dato que contrasta además con el segundo puesto que España ocupa en la producción de carne en Europa.  

Otra de las conclusiones relevantes del estudio encargado por el Foro Interalimentario es que el incremento en la evolución de las emisiones de GEI por parte de la ganadería española a lo largo de los últimos años ha sido mínimo, pues la tasa de emisiones entre el período 2001-2006 creció solamente en un 0,6%. Este crecimiento contrasta con el sufrido por otros sectores como el transporte, la industria manufacturera / construcción y las industrias energéticas, que han elevado en este mismo período sus emisiones en un 19%, 12% y 17% en cada caso.

A la vista de estos resultados, desde el Foro Interalimentario se quiere hacer un especial hincapié en que la escasa contribución de la ganadería española al cambio climático, pone en cuestión la credibilidad de los mensajes que promueven el abandono del consumo de carne como medida de sostenibilidad. El seguimiento de tales mensajes, carentes de fundamento, iría en detrimento de una dieta plural en la que las proteínas de alto valor biológico aportadas por la carne desempeñan un papel fundamental, como reconoce la comunidad científica.

Sobre la elaboración del estudio
Para la elaboración de este estudio se ha analizado y utilizado la metodología establecida por el IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático), organismo dependiente de la ONU, que determina un amplio y exigente número de parámetros a medir. Así, pese tener un escenario desfavorable, se han obtenido unos resultados que muestran la realidad más objetiva del sector ganadero español.

Impactos Directos

  • Fermentación entérica
  • Manejo de estiércol
  • Pastoreo

Impactos Indirectos

  • Consumo energético de las instalaciones
  • Consumo de agua para alimentación y limpieza
  • Suelos agrícolas de producción animal
  • Consumo energético por la producción de piensos
  • Aplicación de fertilizantes en el suelo

Tras el análisis de estos parámetros, se concluye que las emisiones de Gases de Efecto Invernadero generadas por la cabaña ganadera española están constituidas fundamentalmente por Metano y Óxido Nitroso procedentes fundamentalmente de la fermentación entérica de los animales y de la gestión del estiércol, seguido por el consumo energético y la aplicación de fertilizantes en el suelo para la elaboración de piensos, la gestión de suelos agrícolas destinados a la producción animal, el consumo energético de las explotaciones ganaderas y los cambios en uso del suelo.

Asimismo, otra de las conclusiones del estudio es que el tipo de explotación extensiva, aún muy presente en algunos sectores de la ganadería española, muestra una participación mucho menor en la emisión de Gases de Efecto Invernadero.

Vía: http://www.forointeralimentario.org/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=1260&te=268&idage=1395&vap=0

FEDERAPES