Páginas

viernes, 7 de octubre de 2011

Las otras especies en extinción.El pais.com


Biodiversidad. Parece fácil, la propia palabra lo dice: diversidad de la vida. Sin embargo, a muchos ciudadanos de a pie les suena a chino. Concretamente a un 40% de la población que, según la encuesta recientemente publicada por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, no conoce el significado del término. Y un 54% no sabe nombrar a ninguna especie amenazada. Algunas podrían ser el lince ibérico, el oso pardo, el urogallo cantábrico o el águila imperial ibérica. Las más conocidas.


Sin embargo, la Fundación Rodríguez de la Fuente quiere poner el acento en unas especies en peligro de extinción que no son estas "especies estrella", sino otras a las que no se tiene tan encuenta ni son tan mediáticas, que hasta en esto parece que hay diferentes clases y tratos. "Queremos frenar la erosión genética, la pérdida de biodiversidad de las razas animales y vegetales destinadas a producir alimento", explica Fernanda Serrano, directora gerente del organismo. "Se habla mucho de especies amenazas como el lince ibérico, pero muy poco de estas. 

Y de 180 razas de ganado autóctono, 110 están en peligro de extinción porque se potencias las que resultan más rentables. Y eso no se conoce. Reivindicamos esa biodiversidad que está dejada de lado: el ovino, el porcino, el caprino".
Para concienciar sobre este problema al consumidor y explicarle cómo puede contribuir a luchar contra esta pérdida de biodiversidad productiva, la Fundación lanza el proyecto ConSuma Naturalidad. Consiste en una marca que señalará los productos y comerciantes que respeten la biodiversidad. "Queremos que el consumidor identifique el sello y sepa lo que significa. No queremos que solo consuma estos productos, pero sí que los incluya responsablemente en su cesta de la compra. Esta marca estará en los alimentos pero también en la puerta de la tienda o el restaurante que los venda o utilice", explica Serrano. 

Se incluirán productos de origen autóctono o local, procedentes de buenas prácticas ambientales, producidos en la Red Natura 2000 o en la Red de Espacios Naturales Protegidos o productos que ayuden a la conservación de especies silvestres emblemáticas. Para llevar a cabo el proyecto, la Fundación cuenta con una subvención del instrumento financiero de la Unión Europea Life+, destinado financiar iniciativas para la conservación de los recursos naturales.

Algunas de las especies productivas en peligro que tratará de preservar el proyecto son la oveja manchega (autóctona de Castilla-La Mancha), la vaca tudanca (de los montes cantábricos), la cabra verata (de Cáceres, Ávila y Toledo), el tomate rosado (de Andalucía, especialmente Huelva), el pepino amarillo o castellano (por todo el territorio), el melocotón de Calanda (en el paso del Ebro entre Teruel y Zaragoza) o la uva tempranillo (de la Rioja, la Ribera del Duero y La Mancha), entre otras.
FEDERAPES