Páginas

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Comer bien salva osos, ganaderos y un paisaje único.20 minutos.com

¿Qué tendrá que ver la comida con la conservación de la biodiversidad? ¿Unas manzanas con los osos? ¿Una copa de vino con los burros?
¿Qué tienen en común los ganaderos de montaña, las razas autóctonas, el turismo y los quebrantahuesos?
La respuesta es la misma para todas estas preguntas. Sólo manteniendo las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales será posible mantener un paisaje único, el esculpido por la humanidad a lo largo de los últimos 10.000 años. Y con él su biodiversidad productiva asociada.
Porque el paisaje no es un mero concepto estético, geográfico o biológico, aquel terreno que vemos desde un sitio concreto. El paisaje es todo eso y mucho más. Es el alma de la tierra, un complejo producto del tiempo, de la evolución geológica, biológica e histórica de un lugar, de la herencia de nuestros antepasados, pero también de las generaciones futuras. Ya lo decía Azorín: “El paisaje somos nosotros”.
Sin embargo, la globalización está acabando con este paisaje cultural profundamente nuestro, abandonando pueblos e industrializando los sistemas de producción de alimentos de forma terriblemente homogénea. Extinguiendo nuestra biodiversidad productiva, las razas ganaderas autóctonas, las variedades vegetales propias de cada región, provincia e incluso valle.
Sólo hay una manera de detener esta pérdida que ya se conoce como erosión genética. Convirtiéndonos en consumidores responsables. Rechazando los productos llegados de países lejanos, los industriales, los medioambiental y sociológicamente insostenibles. Dejándonos llevar por lo que nos dicta la cabeza y el corazón en lugar de por las leyes de la mercadotecnia.
Y para ayudarnos acaba de nacer un proyecto realmente maravilloso. Se trata de la marca de garantía ConSuma Naturalidad, una iniciativa de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente que aportará información complementaria sobre biodiversidad a los consumidores, con el fin de que éstos puedan tomar una decisión de compra responsable. Que ayudará a proteger 150 razas de ganado y a unas 300 variedades vegetales locales.
Porque el día en que el ganadero y el agricultor abandonen las montañas desaparecerán de ellas buitres y quebrantahuesos, pero también praderas cuajadas de flores y mariposas. Desaparecerán con ellos esos sabores únicos. Nuestras pequeñas y grandes historias. Nuestras gentes. Y nosotros seremos más pobres e infelices.

ConSuma Naturalidad es el único proyecto español que ha sido financiado por el programa LIFE+ de la Unión Europea (2009) en la categoría de campañas de información y comunicación. Tienes toda la información en su página oficial y en este vídeo que te incluyo a continuación:

Foto: Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos
FEDERAPES